Científico indonesio reemplaza el plástico creando una bolsa de plástico biodegradable con fibras de yuca. Dicha bolsa se degrada en 100 días.

Una bolsa plástica común tarda hasta 500 años en desaparecer del planeta

La amenaza del plástico al planeta es real. El uso irracional de este material ha causado que se formen inmensas islas en los océanos, que los basureros de las ciudades estén repletos y que miles de animales tanto marinos como terrestres mueran todos los días.

Es tan grande el impacto ambiental, que en muchos países del mundo ya se están tomando medidas para revertirlo. Este año la Organización de las Naciones Unidas lanzó un alerta sobre su efecto contaminante en los océanos. Y es que su proceso de descomposición es muy largo, tanto que puede extenderse entre 500 y mil años.

En Bali, Indonesia, fue donde crearon una bolsa biodegradable hecha con resinas de yuca

Kevin Kumala, científico crea bolsa de plástico biodegradable a base de yuca

Kevin Kumala un biólogo originario de Bali, Indonesia es el creador de estas bolsas; quien al ver el problema que actualmente el mundo enfrenta a causa de las bolsas de plástico, optó por crear las bolsas biodegradables hechas con resinas de yuca; las cuales al permanecer en contacto con el agua, desaparecen sin dejar daños a las especies marinas. Así nació Avani I am not plastic (no soy plástico), una marca que promete revolucionar el mercado.

Según el científico, estas fibras vegetales sirven como abono, son biodegradables y están libres de tóxicos.

Las empresa Avani I am not plastic, ya crea productos que son biodegradables , los cuales son hechos con materiales como la caña de azúcar y fécula de maíz, y actualmente revolucionaron el mercado con este invento.

En Indonesia se cultivan más de 25 millones de toneladas de yuca cada año

En Bali, Indonesia, fue donde crearon una bolsa biodegradable hecha con resinas de yuca

Kumala logró sintetizar las fibras de yuca y replicar el proceso que se usa para fabricar las bolsas de plástico. Las bolsas de yuca cumplen la misma función que las otras; y aunque son más costosas, se degradan en menos de 100 días, no son tóxicas y hasta se disuelven en agua.

El producto recibió el premio “Most Valued Business Indonesia” por una de las iniciativas más responsable con el medio ambiente de aquel país. La bolsa es disuelta por el agua y no deja residuos dañinos para las especies marinas; incluso para el resto de los ecosistemas.

El problema con las bolsas de plástico es tan grave que para el 2050, los científicos esperan que 12,000 millones de toneladas de residuos plásticos estén en basureros o en los océanos.

Fuente: @veoverde